Desde 1949...


Nuestro Centro abrió sus puertas en Salamanca, en 1949, tras conocer la triste noticia que conmocionó a la ciudad: una joven universitaria se suicida al enterarse que está embarazada y no ve otra salida a la presión social de aquella época. Doroteo Hernández, sacerdote español, que hizo santo y seña de su vida con la frase "nadie lo hace, hay que hacerlo, vamos a hacerlo", y como fundador, años antes del Instituto Secular Cruzada Evangélica, vio necesario ofrecer una atención para que ninguna mujer se tuviera que ver en esta situación.

Doroteo fundó el Instituto Secular  Cruzada Evangélica en cuyo acta fundacional consta entre sus fines: “Estar al lado de la mujer en situación especialmente delicada”.

Doroteo cree que su Instituto puede dar respuesta a esta problemática y tras reflexionarlo debidamente, se comenzó a prestar el servicio en la popular Calle Libreros, en unos locales cedidos por la Universidad. 

En la actualidad, nuestro Centro se encuentra ubicado en una bonita casa con amplias zonas ajardinadas junto a la capital salmantina, en Santa Marta de Tormes.


Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.